Se entiende como tratamiento previo, el conjunto de instalaciones necesarias para acondicionar el agua de llegada a los diferentes procesos de utilización existentes en el área de servicio:


Depósito de llegada general
: Recogerá las aguas de red y/o pozo. Se dimensionará para las necesidades de 1 día completo de suministro. Aloja dos impulsiones: La primera se dirige a potabilización y la segunda al depósito de aguas depuradas.

Potabilización de las aguas para el restaurante y aseos
: Sólo será precisa si las aguas de llegada no proceden de la red municipal. Consta de Filtración, desinfección y almacenamiento:

    1. Filtración: Sólo será necesaria para aguas con sólidos en suspensión >--- mg/l
    2. Desinfección: Se realizaá mediante dosificación de hipoclorito. El objetivo es 1 mg/l de Cloro
    3. Almacenamiento: Recogerá las aguas potabilizadas. Se dimensionará, para al menos un día de suministro, según las necesidades del restaurante y aseos.


Acondicionamiento de las aguas para el lavado
:  Dispondrá de los siguientes elementos:

    1. Depósito de aguas depuradas: Recogerá las aguas depuradas y dispondrá además de llenado de emergencia, mediante bolla de nivel, de aguas del depósito de llegada. Se dimensionará, para un día de suministro, según las necesidades del área de lavado
    2. Filtro de arena: Inicia el tratamiento y adapta la calidad del agua para la siguiente fase.
    3. Desinfección: Básica para conseguir parámetros de reutilización y para el acondicionamiento previo de las aguas desmineralizadas. Le recomendamos el empleo de Luz Ultravioleta UV.
    4. Descalcificación: Si las aguas de red o pozo son carbonatadas, necesitará instalar un descalcificador para la fase de lavado.
    5. Desmineralización: Básica para las fases de enjuague y encerado. Se realiza mediante equipos de ósmosis inversa.

UA-49747153-1